Trapitos y puntadas

Un espacio para compartir, donde puntadas invisibles dan nueva vida a simples pero generosos trapitos.







sábado, 6 de agosto de 2016

Volviendo

Pasó tanto tiempo desde mi última entrada...
Pasaron tantas cosa en mi vida...
De las buenas y de las malas...
De las que siempre se aprende, aunque duelan...
Otro día les contaré lo que aprendí.

Hoy quiero agradecer a mi amiga Irene, que me recordó el blog de Esperanza.
Gracias a las dos, por traerme otra vez hasta acá.


Les comparto uno de mis últimos trabajos, pensado para mi hermana: cumplió 50 y combiné cincuenta palabras vinculadas con su historia, en una suerte de espiral a partir de un log cabin.



Hasta la próxima entrada, que no será tan lejana.

1 comentario:

  1. Hola amiga!
    Te ha quedado precioso!
    Un fuerte abrazo desde Venezuela!

    ResponderEliminar